Deseas darle un lavado de cara a tu aburrido dormitorio, o te mudaste a uno nuevo, y quieres imprimirle tu sello personal, pero no sabes por dónde comenzar. Aquí te digo como podrías personalizar tu dormitorio fácilmente.

Con estos sencillos consejos que hoy te traigo podrás crear un dormitorio en sintonía con nuestra personalidad, donde te sientas a gusto, y puedas recargar baterías con cada periodo  de descanso.

1. Escoge el Estilo o Tema para tu Dormitorio.

El dormitorio es el espacio que más debe resonar con nuestra personalidad y nuestros gustos, por ellos es importante preguntarnos claramente ¿qué estilo o tema queremos desarrollar en el diseño de nuestro dormitorio?

Y nadie mejor que tú para responder esta pregunta, pero si necesitas ayuda con esto, puedes comenzar preguntándote sobre qué temas te gusta hablar con tus amigos, en que actividades ocupas tu tiempo libre, te gusta la música? Que género en particular? te gusta más leer, o eres más del tipo deportista? Entre otras.

Aunque este ejercicio, te pueda parecer un poco tonto, con tus respuestas podrás obtener pistas de lo que mejor funcionará en tu nuevo dormitorio.

Si te has dado cuenta que te gustan las actividades en el exterior, y practicar deportes, posiblemente una buena opción para ti sea un estilo audaz, y en colores que evocan la naturaleza.

Por otro lado, si te has dado cuenta que prefieres los interiores y disfrutas de la música clásica y la lectura, un estilo vintage en colores poco brillantes sería una buena opción para ti.

2. Decide que color utilizar para tu dormitorio.

Más allá del estilo que hayas descubierto que más va con tu personalidad, el uso del color es importante en el diseño de interiores, pero lo es aún más en los dormitorios.

El dormitorio es un lugar para descansar y relajarse, por lo que debemos utilizar una paleta de colores neutros o claros, que llamen a la calma y la relajación en la mayoría de las paredes, pudiendo utilizar algún color vibrante o brillante en algún muro fuera de nuestra vista, una vez estemos en la cama, por ejemplo la pared a espaldas de la misma.

Si somos amantes de los colores brillantes, dejemos estos para otros detalles con los que enriquecer la decoración, como almohadas, lámparas, y otros objetos de pequeña escala.

Revisa este artículo para conocer 6 COLORES EN TENDENCIA PARA DORMITORIOS EN 2019.

3. Adapta el Mobiliario para tu dormitorio.

Para lograr el dormitorio de tus sueños, lo primero que debes tomar en consideración es el espacio con el que cuentas. De esta manera sabrás que elementos incorporar en tu diseño, o si por el contrario, tendrás que prescindir de alguno.

– Cama

Parece obvio, pero el elemento alrededor del cual debe girar el resto del diseño es tu cama, así que lo primero que debes asegurar que quepa en tu dormitorio es la cama.

Existen diversos materiales, e infinidad de modelos en camas, pero antes de elegir un modelo en particular toma en consideración las dimensiones de la cama que deseas.

Dimensiones De Cama Matrimonial Dimensiones Cama Matrimonial cama matrimonial medidas

Si quieres conocer más sobre los tipos de camas existentes en el mercado actual, visita 7 tips para elegir tu cama.

– Mesas de Noche.

Dependiendo del tamaño de la cama y del espacio que dispongas en tu dormitorio podrás elegir entre una o dos mesas auxiliares, una a cada lado de la cama.

Las medidas y características de estas mesitas de noche (también llamadas veladores de cama) dependerá del modelo que escojas, pero es ideal que posean el espacio suficiente en su superficie para dar cabida a una pequeña lámpara, un libro o tu teléfono celular.

Decídete por alguna que además te brinde algún tipo de espacio de almacenamiento debajo, preferiblemente un par de pequeñas gavetas, donde puedas almacenar relojes, lentes, y otros.

– Armarios y Repisas.

Dependiendo del tamaño de tu habitación y de su configuración, puede que no cuentes con armario de obra (o closet), por lo que deberás sumarle a tu diseño el mueble que albergará por lo menos tu ropa de la estación.

Siempre prefiere armarios cerrados, que al mantener oculto su contenido, te ayudará a dar una vista más limpia y ordenada de tu dormitorio.

Por otro lado, si el espacio dentro de tu armario no te permite almacenar libros, CDs de música, o tus piezas de coleccionista, siempre es buena idea instalar algunas repisas donde almacenar y mostrar estos objetos.

Instala repisas en esquina, y repisas hasta el techo, para aprovechar esos espacios poco utilizados, pero ten en cuenta ubicar en los espacios superiores solo aquellos objetos que no utilizas muy a menudo, y en las partes inferiores los que utilizas más seguido y debes tener a la mano constantemente.

Evitar instalar repisa encima de la cama, ya que se dificultará el poder tomar algún objeto de ella, y al momento de estar acostado, lo percibirás como si fuesen a caerte encima.

4. Usa Accesorios y Detalles para personalizar tu dormitorio.

Todo diseño de interiores se culmina con pequeñas acciones y elementos que se ayudan a cerrar el mensaje que se plasma en la habitación.

En el caso de los dormitorios, debemos considerar como mínimo los siguientes elementos.

– Cortinas.

Las cortinas son un maravilloso recurso para personalizar los espacios, con el uso de ellas puedes imprimirle estilo a tu dormitorio, sumado a la utilidad de controlar la cantidad de luz natural en tu habitación.

Por ello, prefiere un tejido con una textura rica y poco translucido, utiliza de color plano darle un carácter sobrio a la habitación, o un estampado geométrico en un color contrastante para resaltar el diseño.

Instala las cortinas desde la parte superior de la ventana, y hasta el suelo, excepto que se trata de una ventana en nicho con un asiento debajo, donde la cortina debe llegar al rasante del asiento.

– Alfombras.

EL confort en tu dormitorio es clave, por eso tener un piso agradable sobre el que caminar descalzo es imperativo.

Si te decides por el uso de alfombras, en el mercado hay infinidad de propuestas en materiales, tamaños y formas.

De igual manera tienes varias opciones para su correcta colocación, pero la idea principal de las alfombras en el dormitorio es mantener cubierto el espacio a los laterales de la cama, de esta forma asegurar que al levantarte tus pies no se posaran sobre el frio piso descubierto.

Si necesitas más ayuda con la selección de la alfombra perfecta, visita el siguiente artículo.

Escoge una de tejidos suaves, y pelos largos, pero te en cuenta que deberás adoptar una rutina de limpieza y aspirado regular para mantenerla en las mejores condiciones, así como evitar la acumulación de ácaros y alergias.

– Almohadas y Cojines.

Combina almohadas y cojines en diferentes formas y tamaños. Aprovecha estos elementos para completar el diseño de tu dormitorio. Puedes combinar estampados geométricos, franjas, y colores planos.

Si te decides por tener un dormitorio diseñado en torno a un tema específico, los cojines son una herramienta de gran ayuda.

Los Cojines y almohadas son elementos que puedes personalizar fácilmente con fundas y estampados, a través del sublimado de tipografías, caricaturas, y hasta fotografías familiares.

– Ropa de Cama.

Como ya te había mencionado, la cama es el punto focal de todo dormitorio, y la ropa de cama que escojas debe ser otro elemento que ayude a personalizar todo el diseño.

Esto no quiere decir que debas utilizar sólo un juego de sábanas, y edredón.

Por el contrario, con la ropa de cama tienes la oportunidad de hacer pequeños cambios a tu diseño, y así romper con la monotonía a través del tiempo.

En Resumen…

Como ves, con estos sencillos consejos podrás personalizar tu dormitorio, y lograr esa habitación que grite tu nombre por todos lados.


Si te gustó este contenido, no olvides suscribirte, dejar tu comentario, y decirme cual consejo fue de más utilidad para ti.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.